Equilibrio en casa

Nuestra casa, donde dormimos y nos alimentamos, donde nos resguardamos del exterior, es nuestro segundo hábitat a continuación del cuerpo. Las formas, materiales y colores de su distribución y su decoración guiará las energías que por ella circulan influyendo por completo en nuestras circunstancias.

Si deseas que te ayude a mejorar tu vida y la de quienes conviven contigo a través del Feng Shui de tu hogar, puedes hacer lo siguiente:

1.- Consigue o realiza un plano de tu vivienda, incluyendo la distribución de todos los elementos como muebles, baños, electrodomésticos y decoración.

2.- Señala la puerta de entrada, las ventanas y los 4 puntos cardinales.

3.- Envía el plano adjunto en un email indicando la fecha de nacimiento de todas las personas que habitan la casa a:

elena@detrasdetupuerta.com

Estaremos en contacto y recibirás mis recomendaciones en unos días.

Entrada 3