Gracias

gracias

La gratitud por todo lo bueno que se tiene, por muy poco que sea en algunas circunstancias, activa la predisposición ante la vida para recibir más cosas buenas, en cualquier aspecto que se desee mejorar. Agradeciendo el presente con una actitud positiva, en el futuro se atrae más de lo mismo, teniendo en cuenta que igualmente ocurre con la negatividad.

Al despertar en la mañana, la gratitud mentaliza para empezar el día con optimismo, evocando verbal o mentalmente frases como las siguientes:

Gracias por mi salud, por mi cuerpo, por mi forma de ser

Gracias por las personas que me rodean, por mis hijos, por mi pareja

Gracias por mi casa, mi coche, los alimentos que me nutren

Gracias por (completa con lo que te agrade)

O simplemente: Gracias, gracias, gracias…

¿A quién dar gracias? a tu Dios, al Universo, a la Naturaleza, a la Vida, a nadie y a todo en especial…

Comprueba como el estrés disminuye y la energía se activa.

GRACIAS POR 4 AÑOS DE BLOG 😉

Elena López

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicar un comentario